top of page
Buscar
  • Foto del escritorJorge Eduardo Peláez

EL AUTÓCRATA QUE SE MENTÍA SOLO.

PROCEDER APROPIADAMENTE IMPLICA OBSERVAR CON CONOCIMIENTO Y OBJETIVIDAD. LA OBSCURIDAD EXISTE PRECISAMENTE PORQUE NO LA VEMOS. EL AUTOCRATA ACOMODA LA VERDAD A LO QUE LE CONVIENE.


“Puedo afirmar con toda certeza que siempre miento. Ese crimen lo he cometido yo” dijo el prisionero al juez, este ansioso por impartir justicia, se vio acorralado por su propia razón y no supo que hacer. Entre tanto, el malévolo ingenioso razonaba para sí, que lo suyo, eso en lo que era un experto, era confundir y engañar para ganar todas.


Este relato es un ejemplo de lo que se conoce como "paradojas falsídicas", y se refiere a la mezcla de ideas contradictorias en argumentos provocando confusión, contradicción y al final enredo. Es también, la mejor arma del autócrata tóxico que por mucho que se diga, es un incompetente.


No podemos calificar el desempeño de nadie, tan solo por que produce un excelente resultado errando absurdamente en los demás. El autócrata encuentra en el razonamiento confuso, su mejor arma para salirse con la suya siempre. Mientras algo que hace sea valioso, el cómo lograrlo no importa.


Escucho con cierta ironía, los argumentos contradictorios de muchos mal llamados líderes en diversos ámbitos de la vida, y me doy cuenta, que enredar y crear madejas para posteriormente vender soluciones absurdas y utópicas, se ha convertido en el medio de conservación del poder más extendido. Confundir, es más fácil que hacer entender.


Las personas hoy, necesitamos muestras de que se puede creer en la verdad.

La multitud de autócratas malévolos que mueven en mucha medida al mundo se está desmantelando, se desmorona. Cada día caen más y más falsos profetas amparados por ocupaciones inventadas de la nada sin soporte en resultados, todo mundo es bueno en todo.


Actúa bien, te estamos viendo.


El mundo necesita volver a confiar, y creer en la habilidad humana. Estamos en un momento que nos brinda poder para convertirnos en nuevos modelos de humanismo y compasión, de lograr resultados completos y no parciales y manipulados. No podemos resolver un problema que todos ven, inventando otro que a nadie importa.


El autócrata se tambalea, y cuando sale a balbucear paradojas, acaba encerrándose en su propio ego para no darse cuenta de que representa en su persona, una incongruencia absurda e inexplicable que todos vemos.


Quien trasciende, encuentra en el engaño manipulador un enemigo insaciable al que debe destruir con ejemplo de vida y valor. Tenemos la oportunidad no solo de desenmascarar a los farsantes oxidados, sino de ser nosotros, los verdaderos transformadores y líderes de un mundo mejor.


El rey desnudo tiene que ir al espejo, llevémoslo.

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page