top of page
Buscar
  • Foto del escritorJorge Eduardo Peláez

EL ORADOR MÁS GRANDE DE LA HISTORIA.

NO HAY NADA MAS PODEROSO QUE HACER ALGO QUE SE SUPONE NO PODÍAS HACER. DAR LA VIDA POR TUS IDEALES FRENTE A LA ADVERSIDAD “DICTADA POR DECRETO” ES LA MANERA EN QUE LA HUMANIDAD ANULA LAS REGLAS OBTUSAS DE LO ABSURDO.


Demóstenes es reconocido como el orador más grande que haya existido. Su audacia para manejar la retórica mantenía siempre en si, la verdad como base. En la antigua Grecia, hablar en el este de la Acrópolis era un honor cuyo beneficio era la atención de la audiencia y una responsabilidad ineludible. Demóstenes dominó ese escenario.


La admiración e interés por la oratoria de parte de Demóstenes, se habría despertado cuando su profesor lo metió clandestinamente en la Asamblea, hecho en el que pudo presenciar una brillantísima autodefensa del estadista Calístrato, ahí, impactado para siempre se enamoró del discurso y el debate.


La calidad oratoria de este gran personaje, han dejado huella hasta hoy en la humanidad, sin embargo, dos hechos destacan de su historia; Demóstenes, era tartamudo, si, irónicamente el más grande orador estaba condenado por el destino a no serlo, la regla decía que su carencia era irremediable, su determinación, dijo lo contrario. La segunda, el hecho de que, al morir la democracia frente a la tiranía, antes que someterse el orador supremo ingirió veneno…en silencio y se quitó la vida.



La elocuencia es importante, el contenido lo es más.


Vivimos en una época en la que se habla mucho y se dice poco. En la que los valores personales son sacrificados por la aceptación y la pertenencia de las redes sociales. Social media, se ha apoderado de la verdad. Las personas estamos en el umbral del “Metaverso” ese punto en el que esa “virtualidad” reemplazará muchas de las que hoy llamamos experiencias personales, en “vivencias en la red”, cuánto deberá faltar para entregar también nuestra conciencia. En nuestras manos está hacer lo necesario para que mantengamos a la tecnología al servicio del hombre, y no al hombre al servicio de esta.


Demóstenes se superó, sobrepasó los límites de la aparente incompetencia, y descubrió su potencial, lo usó, y lo llevó a su máxima expresión, y en ello, puso la vida.





33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page