top of page
Buscar
  • Foto del escritorJorge Eduardo Peláez

EL PRINCIPIO DE UN NUEVO INFINITO.

NO IMPORTA DONDE ESTEMOS PARADOS, SIEMPRE ESTAMOS EN EL INICIO DE ALGO NUEVO. FRENTE A NOSOTROS EN TODA OCASIÓN, HAY UN MUNDO DE POSIBILIDADES POTENCIALES CUYAS IMPLICACIONES A VECES NO PODEMOS COMPRENDER.


Mi abuelo fue un gran hombre, lo admiro y seguiré admirando mucho tiempo. Él tenía un gran interés por las bicicletas. Cuando por fin muy joven decidió buscar fortuna en la ciudad de México, migró desde un hermoso lugar llamado Catemaco, y decidió buscar en ese negocio una forma de vida.


Sin dinero y con muchas ganas de trabajar, estuvo parado fuera de una de las grandes tiendas de bicicletas estudiando lo que ahí pasaba; las mejores horas, los clientes, los productos y como el negocio funcionaba. Con una gran visión, él recogía de la basura las cajas en las que venían productos recién comprados por los clientes, las limpiaba, y se las llevaba a casa, una vez que juntó varias, se posicionó en una esquina en el centro, implementó un mostrador de madera y montó las cajas vacías encima.


Su primera venta fue muy especial. Cuando un cliente le pidió un par de pedales y quiso pagar, mi abuelo le dijo; "se me terminaron, pero si me espera dos minutos se los traigo". Corrió a una tienda mayorista, compró los pedales y se los vendió con una ganancia para él. Años más tarde, lograría consolidar un establecimiento de bicicletas y refacciones con mas de 8 aparadores.




Esta historia me la contó mi abuelo hace muchos años siendo niño, y me dejó una gran enseñanza; "Si eres suficientemente perseverante y tienes determinación, no importa tanto tu inteligencia, importa más el trabajo que al final, te produce resultados".


Cuando nosotros tenemos la determinación y confianza de lograr algo, debemos intentarlo con los pies en el suelo. Nada de lo que nos sucede nace de la nada, todo está ligado a todo y los aprendizajes que nos da la vida solo suceden, si le permitimos que fluya en el orden perfecto que tiene.


Todos los días, cuando nos levantamos y miramos de enfrente, estamos parados en el límite y a la vez en el comienzo de un nuevo infinito. El progreso humano se ha inspirado históricamente en la tenacidad y la perseverancia; el infinito, es el límite.


Pensemos tan solo en la historia de arriba, si mi abuelo no me la hubiera contado, no la conocerías tú, y no podrías hacer algo con ella, lo que sea. El día que la oí ocurrió el principio de algo nuevo, y hoy a través de mi relato vuelve a hacer lo mismo, el principio de un nuevo principio.


Liderar a otros y trabajar en colaboración con propósito, es igual, no es un acto de fe irrelevante, es el principio de la creación de condiciones para desarrollarse y desarrollar nuevos líderes.


¿Cuántas historias tuyas son importantes para que otros las conozcan? quizá tú posees en tu propia experiencia, "el principio de un nuevo principio, quizá estás justo al principio del infinito y no te has dado cuenta"




73 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page