top of page
Buscar
  • Foto del escritorJorge Eduardo Peláez

EL VALOR INTAGIBLE DE UNA SINERGIA.

INTEGRAR TALENTOS DE ALTO POTENCIAL NO ES TAREA SENCILLA. CUANDO LA GENIALIDAD APARECE, LA COLABORACIÓN SE CONVIERTE EN UN ASUNTO DE CONVICCIÓN Y EMPATÍA.


Estamos creciendo en mi empresa. Hoy la estrategia demanda nuevo talento que, por supuesto, no tenemos en el capital humano disponible. Necesitamos gente fresca, nueva, y experimentada. Solos no podemos.


En una revisión con mi equipo nos dimos cuenta de que no solo se trata de tener a los mejores jugadores en la cancha, sino de hacerlos jugar bien y en equipo. Nuestra experiencia con la genialidad no ha sido buena, hemos comprobado muchas veces que las estrellas no ganan solas, pero siempre al final quieren el crédito solo para ellas. A veces, el protagonismo le gana al intelecto y anula la inteligencia emocional que demanda el hacer sinergia. La efectividad no es una meta, es un producto del talento.


Aún la estrella mas grande necesita donde brillar.


Después de una revisión profunda he concluido en que son cuatro los elementos que deben estar presentes para crear una verdadera sinergia de valor; estos son:


1. Perfiles complementarios y diversidad de experiencias

2. Amplitud generacional, inclusión, y equidad

3. Valores humanos y pasión por el reto

4. Empatía, compasión, y orientación a resultados


Seguramente faltan algunos, esta lista es mejorable y debe ser complementada según cada negocio. Sin embargo, también hay cuatro hechos que aniquilan toda sinergia y deben ser erradicados antes de empezar, estos son:


1. Autocomplacencia y enfoque personal

2. Intransigencia y arrogancia protagónica

3. Imposición de poder por cohesión

4. Sobrevaloración personal y falta de respeto


En una sinergia el valor generado no es aquel que crea la suma de capacidades, mas bien, se potencializa en la multiplicación de talento y virtudes de quienes la implementan y la llevan a la realidad.


Hemos encontrado ya los socios potenciales a quienes incorporaremos a nuestro modelo. Su contribución principal no es lo que técnicamente aportan, sino el valor humano que incorporan a la interacción del equipo.


Las habilidades blandas por gracia de Dios, son de nuevo el valor más grande de una organización, a las pruebas me remito.

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page