top of page
Buscar
  • Foto del escritorJorge Eduardo Peláez

LA MOTIVACIÓN EN LOS EQUIPOS DE ALTO DESEMPEÑO.

LAS PERSONAS HACEN Y LOGRAN MÁS CUANDO SE ENCUENTRAN CONVENCIDAS, MOTIVADAS. LA FALTA DE MOTIVACIÓN ES UN SÍNTOMA NO UN PROBLEMA.


Para una empresa exitosa, siempre será importante inyectar en su gente y por lo tanto en su cultura, todo aquello que contribuya a mejorar su efectividad en todos sus niveles.

La motivación es un motor de energía que puede impulsarse desde fuera como desde adentro de los seres humanos. La ausencia de esta, suele ser un síntoma, por lo que debemos entender su origen y trabajar en resolverlo.


Motivar, no es condicionar ni manipular. Una persona que no está motivada no produce los mismos efectos que otra que si lo está, motivar es una causa cuyo efecto es la mejora por convencimiento.


En cualquier empresa u organización humana que desea mantenerse motivada, cada persona puede y debe ocuparse de los otros, y esto no implica hacerse cargo, sino realmente establecer un genuino interés por el bienestar común, enfocados y alineados por una causa. La motivación debe enfocarse en lo necesario y no en lo deseado, por ello, mantener un propósito compartido es parte del contexto en el que la motivación alcanza su máxima efectividad.


Cuando las personas logramos auto motivarnos, generamos un campo común de valores simultáneos. Esta idea lejos de ser esotérica o metafísica es algo que observamos en las reacciones colectivas de la gente frente a un éxito grupal. Frente a un logro colectivo importante, la motivación surge de manera natural, sin esfuerzo, es pues esta energía natural disponible.


Para crear y mantener la motivación humana, es necesario considerar los siguientes principios:

  1. Una empresa o grupo humano es más próspero si se encuentra motivado que si no lo está

  2. La motivación es un tema de la organización que es su gente, su permanencia cultural es una responsabilidad compartida

  3. Motivar no debe crear expectativas de mejora, debe verse siempre como parte de algo y no como un fin, la motivación genera reciprocidad

  4. La motivación puede reforzarse desde el exterior, pero no puede depender de este, debe nacer en el interior

Quien está concentrado y trabajando duro por un ideal, no necesita distraerse para motivarse pues está ocupado logrando algo muy importante. Siempre hay motivos para desfallecer, como también los hay para seguir adelante a pesar de la adversidad. Las tormentas destruyen nidos, pero el pájaro siempre empieza de nuevo.



Si motivas a alguien creas reciprocidad, no esperes nada a cambio lo bueno por si mismo y solo vendrá a ti.



30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page