top of page
Buscar
  • Foto del escritorJorge Eduardo Peláez

LA OTRA PANDEMIA, EL SHOCK DEL PRESENTE.

EL REGRESO A UNA REALIDAD TOTALMENTE TRANSFORMADA, AFECTA DIRECTAMENTE LOS ASPECTOS EMOCIONALES Y PSICOLÓGICOS DE LAS PERSONAS, LAS ORGANIZACIONES DEBEN OLVIDALR LA ATRACCIÓN Y RETENCIÓN, A CAMBIO DE LA CONVICCIÓN Y LA LIBERTAD.


Mi interacción y trabajo con personas se ha incrementado sensiblemente los últimos meses. Un factor repetidamente presente en ello es la presencia de variaciones en la forma de ser, de pensar y de visualizar las cosas por muchos de nosotros que generarán irremediablemente efectos psicológicos y sociales que antes de la pandemia eran menos habituales.


Nada es igual ya, nadie respira el mismo aire dos veces, aunque esté en el mismo lugar.


Las personas independientemente de los atributos que nos “separan”, estamos más unidas que nunca, nos necesitamos, adquirimos “codependencia emocional”, es tiempo de “desaprender”; todo es igual, pues todo ha cambiado. Los efectos psicológicos y emocionales son un tema serio, y demandan trato especializado, no podemos pasarlos por alto.


Visto desde la perspectiva del liderazgo y la efectividad, puedo afirmar que las siguientes, son premisas más relevantes para favorecer seriamente la readaptación integral de las personas en el trabajo:


  1. Los aspectos psicológicos, emocionales y culturales, deben ser parte de la agenda estratégica y operativa de una organización sustentable.

  2. Las organizaciones efectivas serán aquellas que sin perder la sinergia grupal, consideren la individualidad y unicidad de los seres humanos seriamente

  3. La rentabilidad financiera y su sustentabilidad, dependen más que nunca de una codependencia sana, de la libertad y el regreso a los valores y la ética

  4. El proceso de cambio es de orden transformacional, las habilidades de adaptación, colaboración emocional, pensamiento crítico y efectividad son críticas

  5. El sistema humano está en evolución, nadie entiende con precisión los efectos de la pandemia emocional, debemos aprender experimentando e innovando

La pandemia vino a recordarnos, la necesidad de retomar las bases, de entender que las personas son en realidad el único y verdadero valor de una organización empresarial, si nadie está, no hay empresa.





Todo ha cambiado, todo está igual.


La novela romántica del falso ideal , las ideas infundadas que desorientan para maximizar el "bottom line", la mentira manipuladora del político, la falsa publicidad que busca la venta a toda costa, los falsos "influyentes" vendidos a intereses que desconocen y la pantomima del resultado financiero billonario, se enfrentan hoy a una sociedad que sabe que su salida es fácil; regresar al humanismo, a la disciplina cálida, al que hacer en el esfuerzo, a la realización plena, pues la vida cambia a pesar de que todo siga igual.


El shock del futuro brillantemente definido por Alvin Toffler en 1970, toma vigencia 50 años después, no es profecía, es evolución, es un ciclo virtuoso en el que la naturaleza nos recuerda lo mucho que somos y el impacto infinitesimal que tenemos en un mundo que nos acepta, pero al que no le hacemos ninguna falta.



24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page