top of page
Buscar
  • Foto del escritorJorge Eduardo Peláez

LOS SONIDOS DEL SILENCIO.

LA CARENCIA DE RUIDO EXTERNO INVITA Y PROVOCA EL RUIDO INTERNO DEL PENSAMIENTO. NO DECIR ES A VECES MÁS CLARO QUE DECIR CUALQUIER COSA.


Todas las mañanas camino por espacio de 40 minutos. Cuando lo hago, aprecio las cosas desde el punto infinito de la quietud a la cual se le asocia con el vacío de la nada. Sin embargo, me he dado cuenta de que esa nada, es tanto o más profunda que el todo. Cuando miramos en el silencio y la calma, lo hacemos con la conciencia y lo creamos o no, vemos con más profundidad que nunca, y escuchamos sonidos en el silencio. Dicho de otra manera, apreciar en la paz permite reconocer el enorme contenido de la nada, y da salida al potencial, producto maravilloso del pensamiento humano.


Vivimos en un mundo lleno de ruido y confusión. Los flujos de información son muchos, son contradictorios y muy a menudo carentes de fundamento, y a veces, el sonido de nuestra felicidad y plenitud se esconde en la turbulencia del ruido externo.


El silencio habla, solo hay que escucharlo.


Hace tiempo, diseñamos y aplicamos una herramienta que permite dar visibilidad al nivel de realización y plenitud percibida por las personas. Debo reconocer, que ese ejercicio que lleva varios ciclos nació como una práctica casi lúdica para una organización como parte de un evento anual. Al analizar los resultados después de varias aplicaciones, vimos que escondía mucha información valiosa de las personas. Hoy y para sorpresa nuestra, muchas empresas están legítimamente preocupadas por la salud emocional, mental y el nivel de felicidad de su gente y estamos trabajando en ello.


En mis inicios como ejecutivo y consultor, este tipo de acciones eran un tabú inaccesible del cual no podía ni siquiera hablarse. Cómo me hubiera gustado que hubiese sido diferente. Hoy, observo y felicito a aquellos y aquellas que en medio de tanta confusión, se preocupan por estos temas.


La felicidad, la realización y plenitud de la gente, no son una responsabilidad directa de los negocios, pero si un lugar en el que su efecto puede hacerse evidente. Un organización responsable hace algo al respecto.


Los sonidos del silencio que vivimos en mi generación suenan y retumban con fuerza en las nuevas que a diferencia nuestra, sí los escuchan. Esperemos que alguien los oiga, yo lo hago con mucha atención.

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page