top of page
Buscar
  • Foto del escritorJorge Eduardo Peláez

QUIEN NO SABE A DONDE VA, SIEMPRE LLEGA.

EL DESARROLLO DE LA ESTRATEGIA ES POR NATURALEZA COMPLEJO, Y SE COMPLICA MÁS, CUANDO EXISTE UN MAYOR INVOLUCRAMIENTO DE UN CONSEJO QUE INTRODUCE EN LA DINÁMICA NUEVAS VOCES Y EXPERIENCIA EN EL DEBATE, Y EJERCE PRESIÓN SOBRE LOS EQUIPOS DE GESTIÓN Y MIEMBROS DE LA JUNTA PARA ENCONTRAR LAS MEJORES RESPUESTAS.


Soy una de las personas mas desorientadas del mundo. Aún hoy viviendo en una ciudad que conozco bien, siempre acabo perdido o en sentido contrario del lugar al que quiero ir. Esto tiene mucho que ver con mi formación ingenieril, lo he dicho muchas veces, los ingenieros aprendemos a encontrar la información, no a retenerla. Saber a donde vamos, es mas importante que saber llegar a cualquier lugar.


He aplicado este principio con mucha frecuencia en organizaciones en las que he trabajado, particularmente en los consejos consultivos o de administración de los que formo parte. Ahí, he podido observar, que la estrategia del negocio en muchos casos resulta en un excelente plan, motivador e inspiracional, pero que desafortunadamente, al final del tiempo se queda en una parafernalia de imágenes y formatos que difícilmente se aplican.


Haciendo camino al andar.


Mentalizar a los equipos de gestión y mando, en el sentido de hacer que las cosas pasen, es una de las tareas que más nos es asignada en los procesos de formación que atendemos. Un buen plan guardado en un cajón y revisado cada que nos acordamos de él, es mucho peor, que un mal plan bien ejecutado. Lo primero se vuelve un enunciado de buenas intenciones y autocomplacencia, lo segundo acción y movimiento por muy riesgoso que suene.


Muchas empresas han abandonado la planeación como rol trascendental de la efectividad, a cambio de un proceso reactivo y sin sentido que es solo emergente y no planificado. Planear, es una función que debe ser orgánica y no esporádica, y su seguimiento debe ocupar la agenda de la máxima autoridad, pues asegura permanencia no solo rumbo.


Quien no sabe a dónde va, siempre llega. Quien sabe a dónde va, no siempre lo hace, pero descubre nuevos rumbos y lugares que nunca imaginó.


En mis años como consultor en desarrollo estratégico y directos de mi propia empresa, puedo asegurar, que no existen términos medios, si no planeas, no llegas, no hay de otra.

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page