top of page
Buscar
  • Foto del escritorJorge Eduardo Peláez

THE LONG WAY HOME.

NADA SE COMPARA CON LLEGAR A CASA, PERO CUANDO LO QUE SE COMPARA ES LA CASA, LA LA COSA NO ES TAN SENCILLA. LOS VIAJES ILUSTRAN, LAS CULTURAS CONFRONTAN Y LA VIDA TE ATERRIZA EN TU REALIDAD TARDE O TEMPRANO.


Regreso recién de un largo viaje por Europa. Tuve la bendita oportunidad, de visitar varios países, y, por si fuera poco, en barco. De todo lo que vi, me sorprendió sobremanera como Europa poco a poco, ha desplazado a los Estados Unidos como potencia mundial, y sin duda, a países asiáticos también.


Encontré gente con educación y cultura. Gente informada y acostumbrada al trabajo, me di cuenta de que, a pesar de todo, sigue habiendo gente amable y dispuesta. Europa está años luz delante de México, y aquí, algunos ejemplos.


En medio del mar y a kilómetros de distancia de tierra, pude visualizar parques eólicos gigantescos, sí, en medio del mar y de la nada, decenas y decenas de generadores trabajando eficientemente donde mejor lo hacen.


En tierra, se aprovechan los espacios y se dedican a la mejora del ambiente y la ecología, los sistemas de riego y aprovechamiento de la tierra son sencillos y funcionales. Todo se aprovecha y todo, se recicla.


Las granjas eólicas europeas son ya parte del paisaje.


La visión en esos países implica desaparecer el consumo de energías no renovables antes de 10 años, y van muy adelante ya. En Islandia, por ejemplo, un país de no más de 400 mil habitantes, las plantas geotérmicas trabajan para confrontar las inclemencias de una geografía muy adversa y peligrosa, y han salido ya de una quiebra como país, de la cual aprendieron mucho y no olvidan.


En Países bajos, es increíble ver la manera en que, en un pantano, se ha construido y sigue creciendo una de las 7 potencias del mundo. Los generadores eólicos, están por todos lados, pero lejos de contaminar la vista, aprovechan arquitecturas originales para darle realce al panorama. Y ya se trabaja, en energías limpias alternas que están en etapas de prueba. Un país plano y sin árboles, es mas ecológico que muchos con bosques y selvas.


En Liverpool, en los centros para vacunar casi te persiguen para que lo hagas. La ciudad es un monumento al orden y la cortesía, todo funciona y todo está coordinado. Su conciencia y recuerdos, han dejado lecciones imborrables en su gente que no quiere que se repitan historias.


Belfast, una ciudad con una historia de violencia potencialmente latente, ha dejado atrás su conflicto y mantiene el sabor europeo y la modernidad del mundo. Otra ciudad pequeña pero llena de gente de trabajo, amable y consciente de su rol como ciudadanos.


En Europa, la pandemia es historia, pero no se olvida y se mantiene un estado de alerta controlado. En todos lados, seguridad y vigilancia que dan paz al local y al visitante.


Estados Unidos está en decadencia, su historia es muy reciente como para que puedan aprender de ella, tarde o temprano buscarán la guerra para recuperar lo que nunca ha sido de ellos. Entre tanto, la historia de Europa milenaria ha dejado una lección, de la que, como comunidad, han aprendido.


En mi querido México mientras todo esto sucede, seguimos refinando chapopote, destruyendo selvas, contaminando y mintiendo ante la inseguridad y la violencia. Como me dueles México, como me dueles, perdóname.

74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page